LA CORTINA DE HUMO DE LOS GRANDES INTERESES ECONÓMICOS PARA REFLOTAR DOMINGA

Por estos días hemos escuchado acusaciones de lado y lado, presiones indebidas dicen unos, amenazas denuncian otros. Pero la verdad que todo este ruido ha servido nada más que para centrar la atención de las personas en lo superficial y no en lo que realmente importa, que es el impacto que Dominga dejará en el ecosistema y en miles de pescadores artesanales  de nuestra Región.

El  miedo amenazante, tantas veces usado para  manipular a las personas, que invoca el desempleo y la falta de oportunidades,  presenta a este proyecto como una solución a estos males. Sin embargo a la luz de todas las experiencias de éstos mega proyectos instalados en la Región, se ha constatado que terminan siendo un  espejismo.

Ahora  con acusaciones de ida y vuelta sólo se pretende alargar la discusión, ocultar el verdadero trasfondo de intereses económicos que este proyecto  representa  y desinformar y  dividir a los ciudadanos nuestra Región.

Los grupos de interés que impulsan Dominga,  buscan  distraer a la ciudadanía, utilizar los medios de comunicación para desviar la atención del daño medio ambiental y a la pesca artesanal,  centrando  la atención en los conflictos de las autoridades anteriores que rechazaron el proyecto. Este es un intento burdo y un clásico de los 80, cuando se levantaban  cortinas de humo para ocultar la realidad que vivía el país en esa época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *